NOTICIAS

La Maleta de Portbou

La poética del tiempo

Pol Guasch

#54 /Septiembre-Octubre 2022

Imagen de la exposición Beatriz Ruibal. Caída libre, organizada por Patrimonio Nacional. Fundación Banco Sabadell y PHotoESPAÑA y presentada en el Panteón de Hombres Ilustres. © Beatriz Ruibal/cortesía PHotoESPAÑA

No existe una definición de la temporalidad que acabe de convencerme. La poca concreción del término «tiempo» me indica la imposibilidad de hablar de ello desde un lugar de tesis científica. ¿Qué decimos, cuando decimos «tiempo»? ¿Se trata tan sólo de la duración de las cosas? ¿Se trata de una forma mental de asumir la experiencia de la duración y de la sucesión? ¿Se trata de una magnitud física que nos permite ordenar?

Me interesa, además, la coincidencia léxica entre el tiempo que hace referencia a esta primera acepción vaga y multiforme con el tiempo que hace referencia al estado atmosférico. La inexactitud del término es tan profunda que una misma palabra nos sirve para señalar dos de las coordenadas que atraviesan la experiencia humana. La palabra tiempo nos sirve para hablar del tiempo –esto es: la repetición más o menos cíclica de los días y las noches– y la palabra tiempo nos sirve para hablar del espacio –esto es: la humedad, la lluvia, el sol, la densidad del aire y el movimiento del viento.


Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.

Descubre dónde puedes encontrar La Maleta de Portbou aquí


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS