NOTICIAS

El blog de Josep Ramoneda

La vida buena y sus sombras

Editorial en abierto

Con más recursos y conocimientos que nunca, pero con el mismo desconcierto de siempre, los humanos nos preguntamos sobre la vida buena. Y nos cuesta encontrar el camino. Nos hemos liberado de relatos imperativos que pretendían definir el espacio de lo aceptable. Y, sin embargo, atrapados en un presente continuo, no conseguimos dar con la clave. Entre otras cosas por la difícil asunción del carácter contingente de nuestra condición. No hay asentamiento definitivo. «Tal vez –como dice César Rendueles–, lo realmente distinto de nuestro tiempo no sea tanto la dificultad para encontrar una respuesta sencilla y compartida a la cuestión de la vida buena como la autoconciencia de esa dificultad.» La pregunta por la vida buena como una forma de encarar el presente. Emilio Santiago Muiño nos señala una prevención epistemológica para que no nos llevemos a engaño. «Por lo polisémicos, ambivalentes, contradictorios, conflictuales y atravesados por nuestras relaciones de poder que son nuestros mundos sociales, cabe concluir que la pregunta por la vida buena nunca se contestará neutralmente.» En el fondo, es lo que nos queda de la idea de progreso que alimentó la modernidad y que nos ha dejado estupefactos, instalados en una especie de presente continuo, cuando el desarrollo tecnológico ha empezado a cuestionar nuestra propia condición. Y las mutaciones de los ecosistemas que nos han acogido plantean nuevos interrogantes sobre nuestro destino. Leer+


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS