NOTICIAS

TEXTO EN ABIERTO:LA CAÍDA DE SANTA LIDWINA O CÓMO UNA PANDEMIA PUEDE TRANSFORMARNOS

Te ofrecemos en abierto el texto de Arcadi Navarro.

«¿Cómo puede una enfermedad aparecer súbitamente, con un sonoro puñetazo en la mesa de la historia?»

© Javi Royo, www.javirroyo.com

La Santa

No sabemos si el invierno de 1396 fue especialmente frío en la ciudad holandesa de Schiedam. Sabemos, eso sí, que la temperatura era bastante baja como para que se pudiera patinar sobre hielo. De las diversas fuentes que lo confirman, quizá la más interesante es la hagiografía de Lidwina de Schiedam (1280-1433), conocida por los católicos como santa Lidwina desde que el papa León XIII la canonizó en 1890
La historia y la leyenda nos cuentan que, en enero o diciembre de ese año, cuando Lidwina, de quince años y recientemente recuperada de una enfermedad, patinaba con sus amigas, se cayó y se rompió una costilla. La costilla se le soldó, pero ella nunca se recuperó por completo y quedó discapacitada progresivamente durante el resto de su vida. Si hemos de creer a sus varios biógrafos, podemos añadir varios detalles. Lidwina quedó totalmente paralizada, salvo su mano izquierda. Tras su caída, quizá atemorizada por si el Señor la había castigado, se entregó a la oración, al ayuno continuo, a la profecía y a curar a los enfermos. Todo esto le hizo ganar fama de mujer santa.
Esta información es, de hecho, oficial. Tras ordenar a unos soldados que la vigilaran día y noche durante varias jornadas, las autoridades de Schiedam promulgaron un documento que demuestra su completa falta de alimentos y de sueño. Parece que al principio tomaba, de vez en cuando, algún bocado de manzana; después solo dátiles y vino, y, ya al final, se sostenía apenas con un poco de agua y, evidentemente, con la sagrada comunión. Por si todo esto fuera poco, el documento aporta bastantes más detalles, a cuál más imaginativo. Lidwina habría perdido sangre, piel, algún hueso y parte de sus intestinos, que se mantenían incorruptos y deliciosamente olorosos en el frasco de vidrio en el que los habían guardado sus padres (hasta que el exceso de atención pública obligó a enterrarlos).
Lidwina murió a los 53 años. Es conocida como la patrona de Schiedam, los patinadores sobre hielo y los enfermos crónicos. Leer+

 #42/SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2020 


Descubre dónde puedes encontrar La Maleta de Portbou:
Entra en el banner LIBRERÍAS para saber en qué librería de tu ciudad puedes comprar la edición impresa; en LA TIENDA DE LA MALETA para suscribirte a la edición impresa o a la edición online, o si deseas leer  números sueltos online; o en  KIOSKO Y MÁS si prefieres leer la edición digital en formato PDF.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banners_nous-06-3.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banners_nous-07.jpg
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es banners_nous-08.jpg

COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS