NOTICIAS

La Maleta de Portbou

Ortega: la vida y nada más

Juan Arnau

#53 /Julio-Agosto 2022

José Ortega y Gasset en 1951. © Bundesarchiv, B 145 Bild-F000074-3582 / CC BY-SA 3.0 DE

El elemento del que estoy hecho es soledad.

El espejismo de la mente

No es fácil escapar del idealismo. Muchas de sus fugas son escapadas en falso. Uno se cree fuera y sigue dentro. Los místicos concibieron la idea de lo divino como único agente. No existen el amante y el amado, sólo el amor, un conocimiento que se conoce a sí mismo. El solipsismo idealista reproduce, de un modo inconsciente, la unidad de sujeto y objeto. Para Descartes la verdad era «el carácter específico del pensamiento en virtud del cual este se trasciende a sí mismo y nos descubre el ser, nos pone en contacto con lo que no es él». El pensamiento tiende por naturaleza al afuera, a trascenderse. Pero Ortega nos recuerda que «el criterio que permite distinguir cuándo el pensamiento trasciende es inmanente al pensamiento». No hay otra alternativa. De ahí que «el idealismo contemporáneo sea subjetivismo… Toda realidad es realidad pensada y nada más».

Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.

Descubre dónde puedes encontrar La Maleta de Portbou aquí


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS