NOTICIAS

Porque sin nosotras no se mueve el mundo

#37/SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2019

Victoria Sacco

Daniela Rossell, Sin título (Ricas y Famosas), 1999, C-print, 76,2 × 101,6 cm. Cortesía de la artista y Greene Naftali Gallery

Hija de una coleccionista de arte, la fotógrafa Daniela Rossell (Ciudad de México, 1973) creció en el seno de la clase alta mexicana. En este sentido, podemos considerar la serie de fotografías Ricas y Famosas como un perspicaz «álbum familiar». Rossell retrató a casi un centenar de miembros de la élite mexicana en sus hogares y animó a las fotografiadas –familiares, amigas y conocidas– a seleccionar el escenario, las posturas y la ropa, creando imágenes que exhiben sus ostentosos estilos de vida. Aquí Rossell retrata a los empleados domésticos de Villa Arabesque, una extravagante casa de Acapulco. A diferencia de las otras fotografías, la «rica y famosa» no aparece en la imagen sino a través de aquellos que trabajan para ella. Rossell les pidió a los empleados que sostuvieran un objeto relacionado con su labor y también decidió incluirse ella misma el (auto)retrato. La imagen explora la tensión entre clases sociales, entre la riqueza y la pobreza –en un territorio donde la desigualdad social está naturalizada– y pone en evidencia cómo la construcción de la identidad es un proceso intersubjetivo.


Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.

 

 


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS