NOTICIAS

La Maleta de Portbou

Una forma pública de pensar

Judith Butler

#53 /Julio-Agosto 2022

© Arianne Faber

Me siento muy honrada de estar aquí hoy para recibir este premio. Como sabéis, no es fácil recibir un premio, y para algunos de nosotros tampoco es fácil recibir palabras de elogio. Porque en este mundo, ahora, es difícil saber si alguno de nosotros ha hecho lo suficiente, si podemos ayudar a mejorar o erradicar tantas formas de sufrimiento, para lograr un mundo mejor, o proporcionar una apertura a esa transformación urgente. Lo que acepto es que nadie se distingue por sí mismo. Quiero decir, sí, acepto que nadie más que yo escribió los libros que acabáis de mencionar, pero ni siquiera la autoría es el acto de un solo individuo. Un texto surge de conversaciones y comunidades, de formas de compromiso social, de la lectura y de la voluntad de ser transformado por lo que te emociona. Las huellas de los demás están presentes en cualquier texto que uno escriba: en el arco de su argumento, en su pasión textual, en su forma de dirigirse. Porque así como un libro se escribe para otros, para otros cuyos nombres nunca se conocerán del todo, un libro es también, siempre, la unión de un conjunto de voces, incluso una forma de reunión. Tanta gente vive en los libros que uno escribe, es un territorio densamente poblado; a veces es difícil saber cuál es mi voz y cuáles son las voces de los demás. ¿Hablamos o escribimos al unísono? Esto no se debe a que, como autores, robemos a los demás, sino a que nos vinculamos con aquellos cuya obra leemos y con aquellos cuyo pensamiento incita y cambia el nuestro. Amo y necesito ese acompañamiento, esa sensación de sorpresa cuando me conmueve el pensamiento de otra persona y luego me veo obligada a recomponer mis propios pensamientos en una nueva forma. Ese encuentro es a la vez una forma de pensar y de vivir, ninguna de las cuales puede realmente tener lugar la una sin la otra.

Para leer este artículo completo compra este número  suscríbete a la revista.

Descubre dónde puedes encontrar La Maleta de Portbou aquí


COMPARTIR EN:

FacebookTwitter

ARCHIVO DE NOTICIAS